Blog Urbano y de Vanguardia. La Pequeña Balboa, desde las ondas a las letras,
comprometiéndose con la actualidad , con los problemas sociales y con el día a día.

Violencia de género, Niños robados, Injusticias sociales,
La realidad de los pensionistas, El Alzheimer
como la gran lacra de la sociedad, Ley de Dependencia...

Opiniones personales, la vida cotidiana. Ideas, reflexiones. Comunicación personal.

miércoles, 9 de septiembre de 2015

EL REGRESO...

Ha pasado mucho tiempo desde que publiqué el último post. Pero os confieso que en el último año me ha resultado complicado centrarme, buscar temas, documentarme, escribir… publicar.

No ha sido por falta de ideas, os lo aseguro. Se trata dicen de una reacción normal del cuerpo y la mente, especialmente de la mente, tras un suceso traumático.

El mío, mi suceso traumático ya sabéis que sucedió el 24 de julio de 2014. Al parecer mi mente y mi cuerpo no acaban de superar el paso por la UCI y lo que llamo mis días perdidos, los días en los que gracias al amor y el calor de mi familia urbana logré recupera la consciencia y respirar de nuevo.
Por ello no he escrito nada nuevo. Aunque tampoco ha sido necesario.

La mayoría de los temas que forma parte de los que denominamos “actualidad” ya eran actualidad en 2012. Y desde entonces forman parte de nuestras vidas, de nuestra cotidianidad.

El FMI, la UE, el Frente Islámico, Grecia, la crisis económica en España, la corrupción, el desprecio por los más desfavorecidos, la guerra en Siria, los centenares de muertos en el Mediterráneo… llegaron en forma de noticia breve y la incapacidad de gobiernos y organismos supranacionales y el incesante apetito de los medios de comunicación, dispuestos a alimentarse indiscriminadamente de carroña o sangre fresca informativa, han permitido que crezcan hasta alcanzar el tamaño de primera plana y páginas centrales. 

Se han instalado en el rincón más sombrío de nuestra sociedad y desde allí nos vigila, acechan nuestros movimientos, nuestra respiración.

La publicación en los últimos días de la imagen de Aylan un menor sirio de 3 años que se ahogó en el Mediterráneo cuando su familia intentaba cruzar desde Turquía a territorio griego para ponerse a salvo tras escapar del conflicto civil que hace más de 5 años que asola el país, puso de nuevo sobre los tapetes oficiales la situación.

De nuevo las cadenas televisivas se han convertido en el foro perfecto para los que se denominan “expertos en…”, diseñen soluciones teóricas que nunca se ajustarán a la realidad porque la realidad es más espantosa de lo que jamás puedan imaginar esos “expertos” sentados en sus despachos y redacciones.

Hace meses que no escribo nada nuevo, porque no hay nada nuevo sobre lo que escribir. Por ello rescato antiguos post de La Pequeña Balboa para refrescar los temas que cada semana regresan a nuestras vidas, como restos de un naufragio social de dimensiones incalculables…

Cuando rescaté el post sobre la guerra civil de Siria, mi querida Rita Turza siempre tan amable dijo que extrañaba a La Pequeña Balboa.

Espero que pronto regresé de su prolongado silencio y también espero que un día los temas a comentar sean más amables pero no suelo pecar de optimista y sé que las buenas noticias tardarán todavía bastante en llegar.

Por el momento, nos hemos instalado en una dinámica en la que comportamientos alejados de la moral y la ética nos parecen normales.

La corrupción, las decisiones arbitrarias de gobiernos incapaces, la legislación que no protege a los desfavorecidos sino a quienes una y otra vez saltan los límites de la legalidad, los medios de comunicación que desinforman y se venden al mejor postor, los políticos que desarrollan toda su actividad en la televisión pero acuden en contadas ocasiones a sus despachos… todo esto y más nos parece normal. Y aunque no nos parezca normal, aunque no sea normal, hemos asumido que “las cosas son así y no podemos hacer nada por cambiarlas”.

Nos enojamos, insultamos desde casa a los que nos han llevado al borde del abismo cuando aparecen en pantalla, soportamos situaciones espantosas con una templanza pasmosa.

Nos han repetido tanto que tenemos todo lo que nos merecemos que hemos asumido el papel de víctimas obedientemente, sin oponer resistencia.

Mientras llegan nuevos vientos de paz y cordura, La Pequeña Balboa procura recuperarse, recuperar las palabras que perdió hace un año. Es un proceso lento, pero da resultados.

A lo único que no he renunciado es a mis sueños. Porque son míos y los considero valiosos. Son el embrión de nuevos proyectos, del futuro.


Futuro…esa es la clave…la esperanza, el futuro, la vida, que siempre se abre paso. 




BlancaRosa  Fernández Moreno

En Twitter: @BlancaR.Fernández
En mi correo electrónico: truckpy@gmail.com

En la Radio, Domingos de 23:00  a 00:00 , El Prat Radio, La Buhardilla,  Les Golfes

Gracias a todos por vuestra lectura y comentarios, 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada