Blog Urbano y de Vanguardia. La Pequeña Balboa, desde las ondas a las letras,
comprometiéndose con la actualidad , con los problemas sociales y con el día a día.

Violencia de género, Niños robados, Injusticias sociales,
La realidad de los pensionistas, El Alzheimer
como la gran lacra de la sociedad, Ley de Dependencia...

Opiniones personales, la vida cotidiana. Ideas, reflexiones. Comunicación personal.

domingo, 17 de junio de 2012

BASTA YA! UN POCO DE RESPETO POR EL PUEBLO LLANO POR FAVOR!


No se si es que el día es caluroso, que lo es y bastante, o que cada vez que se me ocurre echar un vistazo a los canales de noticias o a Twitter noto como mi fuego interior, que se puede traducir en forma de cabreo va subiendo tanto que temo quemarme de dentro a fuera.

Os confieso que no puedo más, que cada día me siento con menos fuerzas para seguir el camino trazado, que me cuesta encontrar razones para iniciar la jornada y que encuentro cada vez más motivos para acabarla de forma precipitada y rápida.

En las últimas semanas recuerdo con especial insistencia uno de los títulos de la saga James Bond, interpretado por Sean Connery, Solo se vive dos veces.

El agente 007 es enviado a Japón para desbaratar los planes de su archienemigo que en esta ocasión anda entretenido secuestrando naves espaciales.

Bond se convierte por arte y gracia del maquillaje en japonés y para completar su nueva identidad en el esposo de una joven japonesa dedicada a la pesca.

Instalado en su nuevo hogar una noche el espía al servicio de Su Graciosa Majestad y con licencia para matar, está a punto de ser asesinado por un agente enemigo. El método empleado es altamente sofisticado. Desde el techo el asesino descuelga un fino hilo por el que vierte gota a gota un potente veneno que presumiblemente entrará por el conducto auditivo de Bond y le matará. Por desgracia el asesino se equivoca en la trayectoria del hilo y mata a la joven esposa del espía inglés.

Los más ilustrados me dirán que este método de eliminación de enemigos tiene un antecedente literario en la obra de William Shakespeare, Hamlet. Seguramente recordamos el pasaje en que el fantasma del padre del joven príncipe danés le describe como el tío del joven y hermano del fallecido, vierte en su oído mientras el rey duerme en el jardín unas gotas de veneno, de ponzoña y le causa una muerte atroz y condena su alma a vagar por el inframundo al no haber confesado sus pecados antes de morir.

Pues así me siento yo. Como una mezcla de Hamlet-Bond. Día a día fuerzas invisibles vierten en mi oído y en el resto de los oídos de la humanidad el veneno de noticias elaboradas con la ponzoña de aquellos que vendieron su alma al Diablo y que en esta ocasión no podrán redimirse como Fausto a través del amor de Margarita. Porque ninguna Margarita que se precie les redimiría, les amaría a pesar de las enseñanzas de amor y perdón que nos guían desde hace tantos siglos.

Comentaba un experto hace varios días que si pusiéramos en una habitación amplia y de espacio generoso todo el dinero que en los últimos años los irresponsables de mi país han distraído alegremente de las cuentas publicas, han estafado a los contribuyentes, han pedido de nuevo para seguir gastando, han utilizado en su beneficio a costa del bienestar del pueblo…para gastar las cifras que se han hecho publicas gracias a investigaciones no oficiales, que de las cifras que intuimos pero no estamos seguros mejor no hablar, necesitarían 500 años hora arriba hora abajo.

¿Qué lleva a un ser humano, a desear más, anhelar más, más y más dinero, poder, riquezas cuando ya tiene la vida más que resuelta con un salario más que generoso en ocasiones por un trabajo que cualquiera medianamente preparado podría llevar a cabo sin despeinarse?

¿Qué lleva a un ser humano a creerse con el derecho de pisotear a los que le sustentan, de ignorarles, de tratarles de forma arbitraría, de hacer alarde públicamente de su posición como nueva muestra del gusto más pésimo?

¿Cabe la esperanza de que se produzca un momento de lucidez, un instante en el que ese ser humano recobre la cordura en medio de la ebriedad que le causa el poder, y recuerde sus principios, en el caso de que alguna vez los haya tenido?

Por no hablar del momento en que varios de estos seres abominables se reconocen entre la multitud y unen sus fuerzas convirtiéndose en una maquina perfecta de matar ilusiones, acallar conciencias y destruir a todos y todo a su paso.

Se comportan entonces como manadas de cimarrones, de perros asilvestrados, que un día fueron abandonados por los humanos tras maltratarles continuamente y son más peligrosos que cualquier grupo de animal salvaje, cuyo comportamiento es fruto de la evolución y responde a la necesidad de obtener alimento.

Estos nuevos cimarrones, con traje y zapatos de diseño, corbata de seda, maletín de piel, ordenador a la ultima en tecnología, cuando sonríen muestran sus colmillos afilados y manchados con la sangre de sus victimas y algún pedacito de carne que no han podido engullir tras el último festín.

Estas nuevas bestias surgidas del abismo más oscuro, cabalgan a lomos de vehículos modernos y potentes que anuncian al resto de los mortales su nuevo estatus.

Estas manadas, se retiran tras cada golpe maestro a sus guaridas, que en su caso son mansiones lujosas, en las que recurrentemente suelen colgar de la pared del cuarto de baño cuadros valiosísimos, en las que el tema principal de la decoración de sus salones, no es solo fruto de la ostentación y del mal gusto, sino una muestra de su capacidad de depredar, mostrando colmillos de animales en extinción, cabezas disecadas por taxidermistas o mobiliario estampado o tapizado con motivos salvajes que pretenden emular a los magnates de otras épocas.

Normalmente suelen celebrar sus triunfos en reuniones que no dan oportunidad alguna a la imaginación. Sirven platos sofisticados que aunque no les resulten sabrosos si les dan estatus de triunfador porque se anuncian en las cartas con varias frases subordinadas. Se rodean de señoras estupendas a las que no les parece nada mal que sus cimarrones ganen el sueldo con el sudor y la sangre de los más pobres. Son las mismas señoras que se entregan enfundadas en modelos de diseño y adornadas con joyas que no deben engañar a quien las contemplan porque no son chatarra o bisutería, a causas nobles, rastrillos y mesas de recaudación de fondos para socorrer a los pobres a los que sus cimarrones han esquilmado y despojado de sus escasos bienes.

En ocasiones me pregunto si tanto sarao, causa benéfica, fin de semana de relax, boda espectacular y demás actos sociales les deja tiempo para dedicarse al noble arte del trabajo.

Sospecho que no. Pero claro es la sospecha de una obrera cabreada e indignada, a la que el poder en la sombra a cada segundo obsequia con una nueva gota de ponzoña, de veneno informativo en su oído.

Yo pertenezco al grupo de los perros sin pedigree, sin árbol genealógico notable. Fuimos adiestrados en el orden y el respeto por los demás. Fuimos criados para ser útiles y ganarnos cada pedazo de pan con el esfuerzo del trabajo. Y la recompensa es tan escasa como triste.

Sufrimiento, sentimiento de impotencia, desanimo, sensación de derrota, falta de energía para continuar la lucha. Nuestro horizonte cada vez está mas lejano, cada vez es más difuso, cada vez es más desalentador.

A estas horas, cuando escribo estas líneas, los ciudadanos de varios países se enfrentan de nuevo a las urnas en unas elecciones que no anuncian nada bueno.

Dependiendo de los resultados electorales en Grecia el futuro de este desastre llamado Unión Europea será más incierto todavía.

Dependiendo de los resultados electorales el futuro del proyecto político en Francia tal vez necesite retoques o salga reforzado

Dependiendo de los resultados la historia en Egipto dará un nuevo giro, tal vez a peor.

Y mientras nos encontramos con noticias que rozan el esperpento, el mal gusto y la sospecha de que una parte de la población vive en una dimensión de la realidad y otra en la realidad misma.

En twitter se informaba a través de la cuenta de Javier Solana que el tratado de Lisboa de 2007 abre la puerta jurídica al abandono de la Unión Europea. Ningún otro tratado lo contemplaba. Esto se traduce con que los juristas de la UE andan locos revisando las leyes por si Grecia da un susto.

En otra cuenta se informaba de que el Congreso Español debatirá el martes una propuesta conjunta de todos los grupos contra la pobreza infantil. Lo que a mi personalmente me parece una muestra de cinismo difícil de calcular.

En otra cuenta se informa de que el Banco Mundial dice que Europa está haciendo demasiado poco y muy tarde.

Otra cuenta informaba esta mañana de que los jugadores de futbol de la Selección Española no tributarían aquí las primas que obtengan de la Eurocopa, que al parecer si ganan pueden ser de 300.000 Euros y que las que ganaron en Sudáfrica 2010 fueron de 600.000 Euros.

Ayer se informaba de que mineros de Inglaterra, Polonia, Chile y Alemania llegaban para apoyar a los mineros de Asturias, al tiempo que conocíamos que el señor Divar, ganaba unos 10.000 Euros brutos al mes, más que el Presidente del Gobierno.

También se hacía eco una cuenta de que el expresidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero opinaba que si España hubiese ahorrado más en los dos últimos años estaríamos mejor posicionados para soportar este desastre.

Según la cabeza pensante del FMI España debe bajar los sueldos de los funcionarios y aumentar impuestos mientras ella olvida que cobra un sueldo escandaloso.

Hoy se confirmaba que en 2010 José Blanco al frente del Ministerio de Fomento, contrató con el pintor Antonio López la ejecución de un retrato de Francisco Álvarez Cascos último Ministro de Fomento del Gobierno Aznar por un importe de 165.000 Euros más IVA lo que arroja una cifra final de 190.000 euros. La elección del pintor que realiza estos cuadros es privilegio del retratado. Aunque de momento no se ha pagado esta obra se pagará. Por otra parte el retrato del anterior presidente del Congreso José Bono costará 82.600 euros IVA incluido lo que ha indignado a todos porque su antecesor Manuel Marín optó por una fotografía que tan solo, tan solo costó 24.780 Euros.

No comprendo sinceramente como se puede perpetuar esta costumbre de inmortalizar a hombres de estado para la posteridad. Cuando se empezó esta galería de celebridades políticas fue en una época en la que no existían los medios técnicos para permitir a las generaciones futuras conocer la historia. Ahora que nos movemos en internet y que contamos con una amplia galería de imágenes al alcance de todos, no creo que sea necesario pagar de la hacienda pública esas pretendidas obras de arte, que tan solo constituyen una muestra de egocentrismo en mayúsculas, en una necesidad enfermiza de perpetuarse en la memoria colectiva.

No es necesario, puesto que con solo recordar algunos de los despropósitos administrativos de cada uno de los representantes de las administraciones de este país, es necesario para que pasen a la historia más negra.

¿Cómo podrán reunirse el martes todos los partidos para hablar de la pobreza infantil en España sabiendo que el pueblo, ese pueblo al que le niegan el pan y la sal esta pagando el tributo a la historia de aquellos a los que lo que le suceda al pueblo en el futuro les importa bien poco?

Y ya puestos a sumar cifras indignantes, hace unos días me llegó vía Facebook una lista de gastos que podrían recortarse. No se si serán ciertos porque en este país el acceso a las cuentas claras no es posible, pero me temo que no anda el documento demasiado equivocado.

Pero al parecer entre sueldos inmerecidos, edificios construidos y que o están vacíos o que solo se han utilizado una vez, aeropuertos en los que no aterrizan aviones o que solo reciben 52 pasajeros al año, renovación de ordenadores y limpieza en el Congreso y el Senado, tranvías que no circulan, estaciones de tren que solo se utilizan en un 25%, servicios de jardinería en embajadas, mantenimiento de piscinas en embajadas, decoración de embajadas, los 32.000 coches oficiales que al parecer están considerados como tal en las 17 comunidades autónomas y demás partidas inimaginables y probablemente más que prescindibles, al parecer el pueblo podría ahorrarse unos 463.431.035 de Euros.

La lista de despropósitos es tan larga y tremendamente humillante e insultante que mis ojos se han cansado y mis oídos están más que hartos de semejante goteo de veneno y ponzoña informativa.

Para acabar les diré que antes de citar los apartados anteriores he consultado el Boletín Oficial del Estado en su versión digital y la única información que aparece relacionada con el tema gastos de embajadas por ejemplo, data de partidas aprobadas para los años 1960 y 1961.

Puede parecerles un chiste pero les aseguro que es real. Tal vez es que no he sabido buscar el concepto adecuado, tal vez es que soy una creadora de conspiraciones excelente. No lo se. Lo único que se es que espero que un día todo esto acabe y que los cimarrones dejen de alimentarse con la sangre de presas inocentes.

Pero a lo mejor todo esto acaba antes porque a este paso no les van a quedar presas inocentes con las que alimentarse.

1 comentario:

  1. Molt bó Blanca, completament d'acord amb tot el que dius !!!

    ResponderEliminar