Blog Urbano y de Vanguardia. La Pequeña Balboa, desde las ondas a las letras,
comprometiéndose con la actualidad , con los problemas sociales y con el día a día.

Violencia de género, Niños robados, Injusticias sociales,
La realidad de los pensionistas, El Alzheimer
como la gran lacra de la sociedad, Ley de Dependencia...

Opiniones personales, la vida cotidiana. Ideas, reflexiones. Comunicación personal.

sábado, 31 de marzo de 2012

BIOGRAFIA O CURRICULUM


Uno de mis contactos en una red social me ha enviado una solicitud para protestar en cierta forma contra la decisión unilateral de la compañía que ha creado la citada red y que por tanto la gestiona, de que cada usuario añada su biografía. Al mismo tiempo me he percatado de que son muchos los usuarios de la citad red que están en contra de activar ese nuevo apartado. Y les comprendo.

Porque los de a pie, la gente normal y corriente no creemos tener biografía. Y la tenemos. Al parecer asociamos esa palabra con la gente cuyo nombre por méritos propios ciertos o fabulados aparece en la prensa o en los diccionarios.

Lo cierto es que un texto que se presente como nuestra biografía dice en realidad muy poco de nosotros. Dice mucho de nuestra imagen publica pero muy poco de nuestra verdadera esencia.

Podemos decir que hemos nacido en una ciudad determinada en una fecha determinada, que hemos cursado unos estudios determinados y que trabajamos o hemos trabajado en un sector o una empresa, o varios sectores y empresas, determinados. Pero eso no nos define como seres únicos y especiales. Tan solo son datos.

Lo que nos define realmente son las acciones, las decisiones, las experiencias que nos han convertido en lo que somos. Y por supuesto nos define una parte intima que en la mayoría de los casos nadie, ni siquiera la familia, los amigos íntimos o nuestra pareja conoce.

Creemos que lo sabemos todo de todos y creemos que es saludable. Que es necesario. Que nos permitirá conocer mejor a las personas con las que nos relacionamos. Pero no es cierto.

A mi lo que realmente me gusta es conocer detalles de ciertos personajes, que permiten comprender sus acciones, sus decisiones. Detalles que les hacen más humanos, más cercanos.

Un conocido actor norteamericano que destaca en el genero de la comedia, es en realidad doctor en filosfía, ha publicado diversos ensayos, publica diariamente sus artículos en un prestigioso periódico y ha dado a luz tres novelas, una de ellas escrita en tercera persona, sin olvidar que es un virtuoso autodidacta del banjo.

Otro actor fue criticado durante años por alternar en su filmografía títulos magníficos y producciones que podríamos denominar alimenticias. Nadie comprendía porque. En realidad estaba ayudando a mantener económicamente a la familia de otro compañero de profesión y amigo, que tras sufrir un grave accidente de equitación quedó tetrapléjico y que al agotarse su seguro médico de no ser por la ayuda de su amigo no habría sobrevivido. Posteriormente el actor que aceptaba papeles mediocres o alimenticios se hizo cargo del hijo de su amigo cuando este murió y más tarde también falleció su esposa victima de cáncer.

Otra actriz aunque es licenciada en chino mandarín es más conocida por haberse convertido en la esposa de un actor en ciernes que se ganaba la vida como camarero y era más joven que ella varios años.

Otra actriz cursó sus estudios en la Sorbona de París y además de formar parte del grupo de seres superdotados intelectualmente ha desarrollado una magnífica carrera no solo como actriz sino también como directora.

Dos actores ya consagrados en cierta ocasión pidieron al director de la película en la que trabajaban que les escribiese una escena en la que ambos compartiesen cámara. Querían recordar los tiempos en los que empezaban y uno de ellos recién casado acogió al otro en su apartamento e convirtió su cocina en dormitorio improvisado instalando una cama plegable.

Otro actor recientemente fallecido desarrolló una prestigiosa carrera interpretativa por casualidad. Cuando tenía tres años los médicos le extirparon un ojo puesto que un tumor había afectado al nervio óptico y al globo ocular. Lejos de acomplejarse llevó una vida normal. Intentó alistarse en la marina de los EEUU tras Pearl Harbour pero evidentemente fuer rechazado. Entonces formó parte de la flota mercante que llevaba al frente alimentos y combustible. Cuando se licenció volvió al instituto, se graduó, ingresó en una prestigiosa universidad y se convirtió en un experto en auditorias trabajando para el estado. Su trabajo le producía gran estrés. Así que decidió relajarse asistiendo a clases nocturnas de teatro amateur. Su profesora sin consultar con él, envió a un estudio la grabación de un ensayo y en poco tiempo dejó la contabilidad para centrarse en la interpretación.

Otra actriz era vecina de un joven aspirante a actor. Ambos mataban el tiempo jugando a cartas en las largas noches de invierno en las que no tenían trabajo, ni perspectivas de tenerlo ni un céntimo para gastar. Cuando ella consiguió su primer trabajo como modelo fotográfica, lo primero que hizo fue comprarle a su amigo un abrigo decente que le abrigase y con el que pudiese presentar buen aspecto en las entrevistas de trabajo y las audiciones.

Un conocido escritor redactó una historia de terror que acabó en el cubo de la basura. Su esposa decidió sin consultarle que el texto merecía una oportunidad y sin decirle nada envió una copia a varias editoriales. Un domingo que regresaban a casa con su hijo enfermo y con la certeza de que no tenían dinero para comprar las medicinas que necesitaba el niño, encontraron en el buzón la carta de una de las editoriales que no solo se interesaba por publicar el libro sino que también adjuntaba un cheque que resultó providencial.

Un actor y un guionista ambos de gran talento, desde el principio de sus días de estudiantes fueron clasificados como casos perdidos. Su capacidad para asimilar conocimientos académicos y para avanzar en el programa de estudios era nula. En ambos casos alguien se interesó por ellos y descubrió que en realidad eran disléxicos. Con la ayuda adecuada no solo mejoraron su rendimiento sino que forjaron unas magnificas carreras profesionales.

Otro actor por el que nadie apostaba un céntimo con el tiempo no solo se ha convertido en referente de la interpretación sino que también ha destacado como director sin olvidar que es compositor y que posee una productora y un sello discográfico.

La lista de casos en los que la biografía que conocemos no es la real, la que define a sus protagonistas es muy extensa. Tanto que necesitaríamos varios años para transcribirla.

Así que llegado este punto no tengo claro si la citada red social en realidad habla de curriculum vitae o de biografía. Si se refiere a un curriculum vitae este ya aparece de forma más o menos detallada en el apartado que recoge nuestro perfil. Si se trata de biografía pura y dura, entonces creo que no han acertado.

Porque una biografía es algo demasiado complicado como para simplificar y en ocasiones tampoco resulta demasiado fiable puesto que los detalles más importantes con el paso del tiempo los olvidamos o los recordamos con mayor benevolencia de la que merecen.

Por otra parte hasta que no abandonamos este mundo, hasta que La Parca no decide llevarnos con ella, nuestra biografía no está completa. Lo importante es que y cuando hicimos tal cosa o alcanzamos tal logro. Lo importante es abandonar este mundo con la tranquilidad de que lo que hicimos fue porque nos lo dictó el corazón y porque fuimos coherentes con nuestra forma de pensar.

Espero tardar muchos años en escribir el punto final a mi biografía. Espero que alguien me recuerde no solo por los fallos sino por algún pequeño acierto. Espero en definitiva que alguien me recuerde cuando mi voz se pierda definitivamente en el cosmos.


1 comentario:

  1. Tu voz y tu esencia siempre permanecerá con nosotros, tus amigos.

    ResponderEliminar